Los punks indonesios que convierten Vespas en monstruos tipo ‘Mad Max’

Publicado en Coordenadas el martes 18, abril, 2017

La icónica moto italiana Vespa guarda un lugar importante en los corazones de los motociclistas indonesios. Sin embargo, pocos llevan su obsesión al nivel de los Vespa gembel —o vagabundos de Vespa— de ese país. Para los punks, rastas y metaleros del pueblo de Desa Tukadaya, en Bali oriental, las Vespas son simplemente un punto de partida para la creatividad desenfrenada.

Sus Vespas Piaggio son la versión motorizada del monstruo de Frankenstein: la fiel muestra de la inocencia de los kampung y la personalización tipo DIY. Viajan por el país, reuniéndose en encuentros para Vespas y recolectando piezas para modificar sus motos hasta volverlas irreconocibles; convirtiéndolas en máquinas con calaveras, 20 llantas y plataformas de madera a modo de silla.

Las Vespas usadas más económicas pueden llegar a costar 700,000 rupias indonesias (alrededor de 994 pesos), y las piezas de repuesto son fácilmente asequibles. Lo anterior significa que cualquier persona con una mente creativa y conocimientos básicos de mecánica podría convertir una motoneta oxidada de los setenta en algo completamente único. Uno puede formar parte de la comunidad Vespa siempre y cuando la creación tenga un motor de fábrica Piaggio de dos tiempos y 98cc. Los marcos se construyen con acero y bambú, y las motos son deshuesadas hasta lo mínimo; luego toda la cosa es adornada con huesos animales, basura, y repuestos de motos.

 

Photos Orly Even.
[Vía Vice]