Revelan tristes fotografías del crucero hundido en 2012

Publicado en Coordenadas el domingo 16, abril, 2017

Un día soleado, un grupo de turistas se disponían a tomar unas deseadas vacaciones sobre un crucero que prometía hacer sus sueños realidad.

Lastimosamente, por un vuelco de mala suerte, el crucero se hundió.

Esta historia de terror fue sacada de un hecho real, y no, no es el Titanic. Se trata del crucero Costa Concordia, un gigantesco barco que contaba con 505 habitaciones, 58 suites, un gimnasio, 5 spas, 5 jacuzzis, 5 restaurantes, 13 bares, piscinas, solarium, teatro, discoteca y zona para infantes.

El lujoso crucero costó la ‘lujosa’ cantidad de 450 millones de euros.

Todo aquel ‘gigante flotador’ medía 290 metros de longitud, y todo aquello quedó bajo el mar, junto a la ista Giglio, Italia.

El hecho ocurrió un 13 de enero de 2012, mientras el capitán del barco tomó la fastuosa decisión de acercar el crucero a la costa de Giglio para saludar con la sirna a sus habitantes.

No midieron las consecuencias de sus actos, lo que los llevó a chocar contra una piedra de gran tamaño que perforó el casco, lo que provocó el hundimiento del crucero, mismo que al momento del naufragio llevaba a bordo a unas 4.200 personas.

El riesgo del capitán del barco le costó el hundimiento del mismo, y la vida de 32 personas. Por esta razón huyó del lugar mientras aún quedaban personas por salvar. Finalmente fue arrestado y condenado a 16 años de prisión.

En cuanto al crucero, se ha quedado varado durante todo este tiempo, a orillas de la isla Giglio. Hasta hace poco, que decidieron reflotarlo.

Lo único que encontraron dentro de este medio de transporte que en sus tiempos de gloria fue de super-lujo, fueron pasillos vacíos y tenebrosos, casi todo rebajado a escombros, lleno de algas.

 

En las imágenes podemos apreciar la comparación de cada lugar, del que alguna vez disfrutaron turistas felices.

Incluso se encontraron las maletas de los que iban a bordo del crucero, ya que en el momento del naufragio, nadie tuvo tiempo de salvar nada material.

Cuentan las supersticiones que si es que no se te rompe la botella de champán al momento del bautizo de barco, éste sin duda terminará bajo el mar. Y precisamente, la botella de Champán del Costa Concordia, no se rompió en su bautizo el 2005.

 

 

[Vía Imgur ]