El discurso de Bob Dylan tras ganar el premio Nobel de literatura

Publicado en Cultura el miércoles 14, diciembre, 2016

Desde que se anunció que Bob Dylan había ganado el Premio Nobel de Literatura, muchos de sus fans se conmocionaron con la noticia de que no quería pasar a recogerlo. En varias ocasiones pensamos que ya había dado el sí definitivo, pero tarde o temprano salía a negar todos los rumores.

El día de hoy se llevó a cabo la ceremonia de premiación, y aunque no hizo acto de presencia, Patti Smith fue la encargada de hacer un cover a “A Hard Rain’s A-Gonna Fall”, posterior a las palabras de la academia sueca tras entregar el premio.

Pero no tuvimos que esperar mucho tiempo su respuesta, ya que después de la premiación se realiza un gran banquete en el que los galardonados, entregan un discurso con el que reconocen y aceptan sus premios. Debido a la ausencia del cantante, la carta fue entregada por la embajadora de Estados Unidos en Suecia, Azita Raji.

En el que además de disculparse por su ausencia, nos regaló unas increíbles palabras del significado que tiene para él el hecho de ganar este premio.

“Me disculpo por no haber podido estar con ustedes en persona, pero quiero que sepan que definitivamente estoy con ustedes en espíritu y honrado por recibir un premio tan prestigioso. Ser premiado con el Nobel a Literatura es algo que nunca imaginé o vi venir. Desde tiempos atrás, he estado al pendiente de él, leyendo y absorbiendo los trabajos de aquellos que fueron considerados de dicha distinción: Kiplin, Shaw, Thomas Mann, Pearl Buck, Albert Camus, Hemingway. Estos gigantes de la literatura cuyos trabajos fueron enseñados en salones de clases, colocados en librerías de todo el mundo y citados en todos reverentes siempre han causado una profunda impresión. El hecho de que ahora me haya unido al listado de nombres, va más allá de las palabras”.

Dylan asegura que en cuanto recibió este reconocimiento comenzó a pensar de inmediato en Shakespeare, y todo lo que pudo haber estado detrás de sus obras más significativas como Hamlet. Ya que él estaba dispuesto a escribir obras para ser interpretadas en el teatro, sin ninguna idea de que esto se convertiría en literatura tiempo después.

“Si alguien me hubiera dicho que algún día tendría la más pequeña oportunidad de ganar el Premio Nobel, tendría que haber pensado que tendría las mismas posibilidades de pisar la luna”.

También aprovechó la oportunidad para explicar lo difícil que es complacer a audiencias pequeñas, a comparación de las grandes presentaciones que ha dado a lo largo de su carrera, por lo que está completamente agradecido por el hecho de hacer sido acreedor a este reconocimiento por parte de la academia, entre tantas personas.

Al igual que Shakespeare, en ningún momento se preguntó si el trabajo que había estado realizando a lo largo de los años, ha sido poesía, pero recibe el mérito con orgullo presumiendo su legado.

“Cuando comencé a escribir canciones desde mi adolescencia, comencé a lograr cierto renombre por mis habilidades, mis aspiraciones por estos temas solamente se fueron lejos. Pensé que podrían ser escuchados en cafeterías o bares, tal vez más tarde en lugares como el Carnegie Hall, el Palladium de Londres. Si realmente soñaba en grande, tal vez hubiera imaginado hacer un álbum y después escuchar mis canciones en el radio. Ese era el gran premio que tenía en mente. Hacer canciones y escuchar tus canciones en el radio significaba que estabas alcanzando grandes niveles de audiencia, y eso significaba que tal vez tendrías que seguir haciendo las cosas de esa forma.

Bueno, he hecho las cosas de esta forma durante un largo tiempo, ahora. He hecho docenas de discos y tocado en miles de conciertos al rededor del mundo. Pero son mis canciones el centro vital de casi todo lo que he hecho. Parece que encontraron un lugar en las vidas de muchas personas a través de diferentes culturas y estoy agradecido por eso”.

Si quieren leer el discurso completo, podrán hacerlo en el siguiente enlace.