Bettie Page, de reina del erotismo a ferviente cristiana

Publicado en Dulcineas el viernes 12, febrero, 2016

Su auténtico nombre era Betty Mae Page, nació en Nashville, Tennessee, el 22 de abril de 1923.

Pasó de ser una secretaria de oficina a la modelo que daría inicio al pin up en el mundo. Un día mientras paseaba por la playa conoció a Jerry Tibbs, un oficial de policía y aficionado a la fotografía que se quedó prendado y le pidió permiso para hacerle algunas fotos, y Bettie aceptó. En ese momento empezó su carrera como Pin-up, aunque todavía no era consciente.

En 1955 sus fotografías fueron publicadas en las revistas de Robert Harrison y Bettie se conviertió en una estrella Pin-up: Fue elegida Miss Pin-up Girl del mundo. Sus fotos eran cortadas de las revistas para decorar oficinas, taquillas, garajes y carteras de hombres de todo el mundo, consiguiendo fama internacional. Entre 1952 y 1957 trabajó con el fotógrafo Irving Klaw para inmortalizarla en imágenes pin-up, bondage y sadomasoquista, convirtiéndola en la primera modelo de bondage famosa.

En 1957 la Pin-up se retiró. Muchos dicen que fue tras declarar ante el Subcomité de Delincuencia Juvenil del Senado, después de que un joven muriera durante una sesión de bondage.  Incluso el Congreso la llamó para testificar y explicar las fotografías en las que aparecía. Al final fue excusada de comparecer, pero los negativos de muchas fotos fueron destruidos por orden judicial.  Pero según muchos de sus amigos, su retirada se debió a su conversión al cristianismo.

En 1958 se volvió a casar con un chico 12 años más joven y Bettie intentó sin éxito otros puestos de trabajo “normales”, pero no funcionó ni su relación, ni su búsqueda de empleo.

Tras terminarse su segundo matrimonio y sufrir una crisis nerviosa se trasladó a Florida. Allí, en Nochevieja de 1958,  cuando estaba tumbada a la orilla de mar vio una luz de neón en forma de cruz “El Señor me llevó de la mano, entré dentro y estuve llorando, sentada en el último banco, por todos mis pecados, ese día entregué mi vida al Señor”.

Bettie estudió en tres escuelas bíblicas y colaboraba en las campañas de la iglesia, era voluntaria en un hogar de madres solteras. Quería ser misionera, pero la Misión del Multnomah la rechazó por estar divorciada, después estuvo un tiempo en un centro de retiros y finalmente consiguió irse de misionera a Angola. La Pin-up más famosa murió a los 85 años, el 11 de diciembre de 2008 por una neumonía en un hospital de Los Ángeles. Había sufrido un ataque cardíaco unas semanas antes y ya nunca recuperó la conciencia.