La niña por la que muchos nazis cayeron en una trampa mortal

Publicado en Dulcineas el domingo 19, junio, 2016

Freddie Oversteegen, una apacible abuela neerlandesa de 90 años, tenía solo 14 cuando se incorporó a la resistencia contra los nazis en los Países Bajos, junto a su hermana Truus, dos años mayor que ella.

Y la ‘resistencia’ de las chicas era verdaderamente mortífera. Ambas hermanas coqueteaban con los colaboradores de los nazis y los llevaban al bosque, donde los ‘nazis neerlandeses’ eran ajusticiados a tiros por antifascistas.

Otro miembro del grupo fue la prominente luchadora comunista de la resistencia holandesa, Hannie Schaft, arrestada y ejecutada en vísperas de la victoria sobre el nazismo.

Cuando Freddie tenía 14 años, un hombre visitó la casa de su familia para preguntarle a su madre si dejaría que sus hijas se unieran a la resistencia con el argumento de que nadie sospecharía de ellas debido a su corta edad.

Más tarde, su hermana Truus Oversteegen logró fama por sus discursos durante los Días de la Conmemoración de los caídos en la guerra y por su obra artística, mientras que Freddie nunca obtuvo mucho reconocimiento. Así fue hasta que el cineasta neerlandés Thijs Zeeman decidió rodar un documental sobre ella y su hermana titulado ‘Dos hermanas en la resistencia’.

En su entrevista concedida para el portal Vice, Freddie confesó que uno de los pocos temores que tiene es ir al dentista. Y pese a su edad, ella nunca falta a las ceremonias recordatorias de las víctimas.

grecia-nazis--644x600