Las clases de porno que los políticos británicos han prohibido

Publicado en Erotomanía el martes 10, enero, 2017

Llevaban mucho tiempo avisando, pero esta semana han dado un paso definitivo: el pasado martes, los parlamentarios ingleses encarrilaron la aprobación de la Ley de Economía Digital que, entre otras cosas, se propone regular los contenidos pornográficos a los que se puede acceder en internet. Entre ellos se encuentran los que son considerados como obscenos, ofensivos o pueden llegar a poner en peligro la vida de los ciudadanos.

La ley ha utilizado la etiqueta de “no convencional” para catalogar todos esos contenidos que pueden resultar peligrosos. El criterio general es prohibir todo aquello que no se permitiría en un DVD comercializado por los canales habituales, es decir, utiliza los mismos criterios para las tiendas y para la red. Entre ello se encuentra, por ejemplo, mostrar sangre menstrual o eyaculación femeninay la conocida como “regla de los cuatro dedos”, que limita el número de estas extremidades que puede mostrarse siendo introducidas en un orificio humano.

La ley ya afectaba a la producción de contenidos, pero en este caso se intenta regular la exhibición

Debido a esta asimilación, la línea de lo admisible estará determinada por la BBFC (British Board of Film Classification) que es la organización encargada de clasificar las películas; en definitiva, se trata de aplicar las reglas del mundo ‘offline’ al ‘online’. Aunque están abiertas a la interpretación, entre los actos sexuales que pronto serán prohibidos se encuentran los siguientes, como señala ‘The Independent‘:

  • Infligir dolor o actos que pueden causar daño físico permanente.
  • Actividad sexual que implica una falta de consentimiento real o aparente.
  • Penetración con cualquier objeto asociado con la violencia.
  • Amenazas sexuales, humillación o abuso que no forma parte de un juego de roles claramente consentido.
  • Cualquier forma de control físico que impide que los participantes muestren su no consentimiento.
  • Material (incluyendo diálogos) que favorezca un interés en una actividad sexualmente abusiva que puede incluir un juego de roles entre adultos interpretando a no adultos.
Esta imagen, por ejemplo, estaría prohibida. (iStock)
Esta imagen, por ejemplo, estaría prohibida. (iStock)

A pesar de que todos los puntos aparecen detallados, los productores consideran que deja mucho espacio para la interpretación. Sin embargo, entre las prácticas sexuales concretas que probablemente serán censuradas se encuentran las siguientes, entre ellas, algunas de las preferidas de los amantes del cine erótico, especialmente a los seguidores del sadomasoquismo:

  • Azotes
  • Golpes con bastón
  • Latigazos agresivos
  • Penetración por cualquier objeto “asociado con la violencia”
  • Abusos físicos o verbales (aunque sean consentidos)
  • Urolagnia (lluvia dorada)
  • Juegos de rol como no adultos
  • Control físico
  • Humillación
  • Eyaculación femenina

A pesar de lo restrictiva que resulta en muchos sentidos, algunos parlamentarios se quejan por haber dejado fuera de la regulación a las redes sociales

  • Estrangulación
  • Face Sittig
  • Fisting

A ellos hay que añadirle otras tres grandes categorías:

  • Actos sexuales que implican menstruación
  • Actos sexuales que implican orina
  • Actos sexuales en público

La mayoría de estas categorías están relacionadas de manera estrecha con la violencia física (aunque también, en menor grado, la mental), así como con el sexo con menores, incluso en el caso de que se trate de un juego de roles entre adultos. La lógica seguida por la comisión señala que la representación de este acto es una manera de promover posibles actitudes ilegales. Por supuesto, a la lista hay que añadir cualquier otro comportamiento ilegal en cualquier circunstancia.

Los entresijos de la ley

A pesar de lo restrictiva que puede sonar, muchos parlamentarios no han quedado contentos con la Ley de Economía Digital, puesto que considera que deja fuera redes sociales como Twitter. Es lo que señalaba el conservador John Whittingdale, paradójicamente, uno de los promotores de de esta medida. “Una de las maneras en que muchos jóvenes están expuestos al porno es a través de redes sociales como Twitter, y no creo que la ley vaya a hacer nada a este respecto”. Una reserva que puede extenderse a otras redes como Reddit, Tumblr o 4chan.

John Whittingdale, promotor y principal crítico de la ley. (Reuters)
John Whittingdale, promotor y principal crítico de la ley. (Reuters)

Según la ley, además, los consumidores deberán registrarse en un programa de verificación para acceder a los contenidos pornográficos. Una medida que muchos han rechazado, puesto que puede considerarse como un registro de aficionados al porno. Según este programa, todos aquellos que quieran visualizar contenido erótico deben acreditar que tienen más de 18 años.

Todas las categorías citadas ya habían sido prohibidas previamente en Reino Unido, pero afectaba tan solo a la producción de contenidos; con esta reforma de 2016 se regula también la exhibición, sea cual sea su país de origen. Los productores de contenidos han protestado argumentando que limita sensiblemente la libertad y que constituye una forma de censura.