Secretos para hablar sucio con tu pareja sin sonar ridículo

Publicado en Erotomanía el sábado 17, diciembre, 2016

Hablar sucio con tu pareja puede ser un arma de dos filos, tanto puede prenderte más como puede causarte mucha gracia. Para que esto no te ocurra a ti, te compartimos algunos secretos para que puedas manejar esta forma de expresión con tu pareja como todo un experto.

Secretos para hablar sucio con tu pareja sin sonar ridículo

1. No copies frases que escuchaste en películas porno. Ésta es la vida real, así que abstente a decir frases que incomoden a quien sea. Si es tu primera vez hablando sucio, sólo di cosas simples como “Así me gusta” mientras disfrutas del momento con tu pareja.

2. Inspírate de novelas eróticas o escenas que te gusten. Ojo, esto no significa que debas copiarlas, ya que te debes sentir cómodo con lo que digas. Recuerda que lo que salga de tus palabras debe ser algo que te gustaría que te dijeran.

3. No te presiones. Si sientes que no es lo tuyo no lo hagas. Hablar sucio debe ser algo divertido y gratificante.

4. Dale una entonación simple. No finjas tu voz, es decir, no exageres que estás muy prendido ni exageres en la agresividad. Entre más natural mejor.

5. Pon límites según tu tipo de pareja. Chance tienes un novio o novia muy tímido al que podrás espantar, o estás con alguien muy abierto con quien podrás ir más allá.

6. Hablar como si estuvieras suspirando al oído será tu fuerte. Porque generarás escalofrío en la otra persona, pero no será exagerado. Obtendrás un equilibrio perfecto con esta forma de decir las cosas.

7. Explota el sentido del tacto. Hay ciertas partes de tu cuerpo que le laten muchísimo a tu pareja, pídele que las toque mientras le hablas sucio.

8. Idealiza escenarios del futuro. A la hora de estar en intimidad con la pareja, podemos sacar nuestra parte más instintiva. De repente los que nunca querían hijos les emociona la idea de que en algún futuro puedan tener alguno con su chico o chica (claro, resaltando lo que se hace antes de esto). Idealizar y expresarlo, puede llegar a encantar al otro, mucho más que el acto como tal.

9. Exprésate con calma, la velocidad puede matar la pasión. Si hablas a un ritmo lento, podrás lograr tu objetivo de prender al otro.

10. Autoestima alta en todo momento. Sentirte bien contigo mismo y proyectarlo con tu lenguaje corporal, será clave al momento de iniciar con el diálogo sucio.