Thor y la Testosterona

Publicado en Erotomanía el martes 15, marzo, 2016

¿Qué pueden tener en común Chris Hemsworth (Thor), Dwayne “La Roca” Johnson, Hugh Jackman, y Daniel Craig? Que son los galanes que arrasan en las marquesinas de la farándula y sobresalen por su evidente masa muscular. sin embargo, no siempre fueron un dechado de  pectorales y biceps, por el contrario, toda su vida han contado con cuerpos menudos, anatomías promedio, pero para efectos de desempeñar papeles de héroes o villanos fornidos, ha recurrido a una vieja amiga del físico constructivismo: alto nivel de testosterona. La testosterona (hormona masculina) sobrealimenta la seguridad, enfoque y toma decisiones, naturalmente atrae mujeres e incrementa el crecimiento del músculo.

Los hombres comunes y corrientes pierden de 1 al 2% de su testosterona cada año y cerca del 50% para cuando llegan a los 60 años. La baja testosterona incide para que los hombres suban de peso, crezca la ansiedad y la depresión. Algunos de los factores que inciden en la baja de los niveles de testosterona son: la radiación de celulares e internet inalámbrico, la polución, los pesticidas y la comida procesada.

En los últimos años, tanto artistas como atletas, recurren a productos “mágicos” que les permiten eliminar las toxinas, derriten la grasa y crean un montón de masa muscular. Es un combo mortal que les permite obtener físicos envidiables en muy poco tiempo.

Entre los productos que son consumidos en cantidades ingentes por los artistas, así como por sus fans, se encuentran Nitric Max Muscle y Anabolic Rx24. Este cóctel de anabólicos se venden como pan caliente en gimnasios de todo el mundo, y es la forma más segura y poderosa “secretamente” usada por celebridades y fisiculturistas alrededor del mundo para contar con un cuerpo musculoso en poco tiempo.

Experimentos de laboratorio han comprobado que al tomarse de forma combinada, Nitric Max Muscle y Anabolic Rx24 incrementan el nivel de testosterona hasta en un 140%, y en poco tiempo crean 75% más de masa muscular y queman grasa hasta en 30%, supercargando el metabolismo.

También ayudan a incrementar la resistencia a la hora de acudir al gimnasio, incrementando los niveles de energía y recortando el tiempo de recuperación, permitiendo entrenar más fuerte, y más tiempo.

Tal vez se trate de cuerpos de probeta, sin embargo millones de mujeres en el mundo están muy agradecidas con los avances de la ciencia.