Agreden a la directora de revista española tras una portada contra los neonazis

Publicado en Magazine el miércoles 11, mayo, 2016

Barcelona, España.- La directora del semanario satírico ‘El Jueves ’, Mayte Quílez, ha sido agredida a primera hora de este miércoles en el portal de su casa cuando volvía de correr por la ciudad, según ha avanzado El Nacional. Aún así, desde la redacción de ‘ El Jueves’ no han querido confirmar ni desmentir esta noticia tras una llamada de este medio para intentar corroborar los hechos.

Según la citada fuente, Quílez ha recibido a las puertas de su casa un puñetazo en la cara por parte de un hombre que llevaba una sudadera con capucha. Tras la agresión, el hombre ha huido y no ha podido ser identificado. La directora estaría en proceso de presentar una denuncia por los hechos ante los Mossos d’Esquadra. Esta supuesta agresión llega el día después de que la revista haya publicado una polémica portada donde cargaba contra el crecimiento de la ultraderecha y los grupos neonazis en diferentes puntos de Europa.

Quílez ha querido agradecer el interés en un mensaje publicado desde su perfil de Twitter y asegura que se encuentra bien.

La portada y la viñeta tuvieron una gran respuesta mediática en las redes sociales, canal por el que la propia publicación también recibió un gran número de amenazas. De hecho, la portada se llegó a difundir por Internet acompañada de un desafiante mensaje dirigido que rezaba “Si es usted nazi, imbécil perdido y/o votante de VOX y se siente ofendido por el contenido de nuestra portada, mande sus reclamaciones al siguiente contacto: NOSSUDAELRABO@gmail.com.”

Esta no es la primera vez que el semanario de sátira se ve envuelto en algún tipo de polémica. El primer número censurado de ‘El Jueves’ fue en 1977, con una portada que se consideró ofensiva contra la patria. Ese mismo año, la publicación también censuraron otro número por creer que era ofensivo contra la iglesia católica. Más mediático fue el capítulo en el que el juez de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, ordenó la retirada de la revista por una portada en la que se representaba al entonces príncipe Felipe y Letizia durante un acto sexual. Finalmente, en 2014, RBA, editorial de la publicación, censuró una portada sobre la abdicación del Rey, hecho que provocó la dimisión de algunos humoristas de la revista.

Image-2