Las 80 razones por las que Jack Nicholson es el mejor actor vivo

Publicado en Magazine el jueves 27, abril, 2017

Si tienes talento para la interpretación puedes ser un buen actor. Si tienes talento para la interpretación y además eres carismático puedes convertirte en un icono. Si además del talento y del carisma eres especialmente listo y valiente, prepárate para ser prácticamente dios. Jack Nicholson es dios para cualquiera que venere la industria cinematográfica.

80 años no son demasiados, con alguno más Woody Allen o Clint Eastwoodsiguen dirigiendo, sin embargo a Nicholson se le ha complicado la vejez y merodea el alzheimer peligrosamente. Tiene miedo a morir solo después de toda una vida sin privarse de nada y sin privarnos de su talento. Y ahora se nos ocurren muchos motivos para alabar el trabajo o la personalidad de este actor, contamos unos 80… Como los años que cumple este mito del Nuevo Hollywood.

1. La infancia de Jack Nicholson fue única. Distinta a la de cualquier actor de Hollywood. ¿Sabes por qué?

2. Porque su madre (una peluquera) le tuvo con 17 años y su padre (de profesión alcohólico) no quiso saber nada. La solución fue que su abuela crío al pequeño Jack como su hijo y este se relacionó siempre con su madre como su hermana. La familia ejemplar.

3. La verdad se ocultó a todo el mundo. A TODO, incluido a Jack. De hecho, hasta que no cumplió la treintena y aun periodista de la revista Time le dio por investigar el actor no supo cuáles eran sus verdaderos orígenes.

4. Imagina por un momento que a los treinta y pico te dicen que tu hermana es tu madre y tu madre es tu abuela. ¿Te destroza la vida, verdad? Pues a Jack Nicholson le dio por ser el mejor actor del mundo.

5. Tuvo el valor de irse de Nueva Jersey a Hollywood para convertirse en actor. En seguida le contrataron nada más y nada menos que en la Metro Goldwyn Mayer.

6. De chico de los recados.

7. Con 21 debutó protagonizando Cry Killer Baby. Él era un joven que acababa matando a un tipo que había abusado de su novia.

8. Fue un fracaso.

9. Lo que provocó que se pasara una década con papeles pequeños en teleseries o películas de serie B.

10. Hasta que llegó Easy Rider: Buscando mi destino. La película de moteros que dio el pistoletazo de salida al Nuevo Hollywood.

11. Jack Nicholson no solo tenía un papel pequeño en el filme. Fue él el que convenció al productor para que la hiciera.

12. “Con las películas de moteros se gana dinero. Recuperarás tu inversión” Esto fue lo que dijo Nicholson a Bert Schneider.

13. O sea que si Easy Rider es la primera película del Nuevo Hollywood, y Jack Nicholson fue el culpable de que se hiciera… Se puede decir que Nicholson es el hombre con el que comenzó todo ¿no?

14. Por favor. EL CASCO DE LA MOTO EN EASY RIDER.

15. Esta frase de Easy Rider que pronuncia Nicholson: “Jamás le digas a alguien que no es libre porque se pondrá a matar y a mutilar para demostrar que lo es”.

16. Nicholson fumó una gran cantidad de droga antes de rodar esa escena. De hecho, fumó hierba todos los días durante el rodaje porque él mismo decía “que así se ralentizaba el tempo actoral”.

17. Si esto no es lo mejor que ha hecho un actor del método en la historia que baje Marlon Brando y lo vea.

18. Y ya que estamos con las drogas. Nicholson era un adicto de cuidado. Lo suyo era el LSD, eso sí.

19. Ir constantemente puesto le provocó alguna que otra salida del tiesto… Como aquella vez que estuvo invitado a la recepción de la princesa Margarita, la hermana de la Reina Isabel, y la ofreció cocaína.

20. Ella le dijo que no.

21. Porque cuando Jack Nicholson quiere desayunar tostadas no hay quien le frene. Aunque no lo ponga en el menú.

22. Seguro que recordáis la maravillosa frase de Mi vida es mi vida: “Sujétalo (el pollo) entre las rodillas”

23. En los sesenta se hizo muy amigo de un tipo llamado Roman Polanski.

24. Una amistad que podía haberse roto en mil pedazos cuando Roman Polanskirompió con el palo de una fregona la televisión donde Jack veía durante el rodaje de Chinatown los partidos de los Laker.

25. Y todos sabemos lo que le gustan a Jack los Laker.

26. Aunque para escena tensa la que vivió Jack Nicholson frente a John Huston,su suegro en la vida real que en la película también interpretaba a su suegro. La frase fue: ¿Se ha acostado usted con mi hija, señor Gittes?

27. Anjelica Huston, novia e hija de Jack y John respectivamente estuvo justo ese día en el plató presenciando la escena.

28. Aparte de Anjelica Huston, se estima que Jack Nicholson se ha acostado con 2.000 mujeres.

29. 2.000 mujeres

30. Jack tiene 5 hijos.

31. Podría haber sido Michael Corleone. Pero en el fondo, tampoco le hizo falta.

32. Porque el cine también es él con la venda en la nariz en una mañana soleada en Chinatown.

33. Porque interpretar a un tipo que pretende hacerse pasar por loco es altamente complicado y él lo hizo perfectamente en Alguien voló sobre el nido del cuco.

34. Tuvo tantas discusiones artísticas con el director, Milos Forman, que se dejaron hablar y necesitaron un interlocutor para comunicarse durante el rodaje.

35. Jack fue el único que no se mareó en la escena del barco.

36. Es muy amigo de sus amigos, por eso metió en el filme al músico jazz Tony Burton.

37. Éste repitió en El resplandor y de hecho hasta ganó una nominación. Jack tiene buen ojo.

38. Hablando de nominaciones. Con Alguien voló sobre el nido del cuco llegó su segunda nominación y su primer oscar.

39. Ganó otros dos Oscars más y en todas las ocasiones también se lo llevó su compañera femenina de reparto.

40. Louise Fletcher en Alguien voló sobre el nido del cuco.

41. Shirley MacLaine por La fuerza del cariño.

42. Helen Hunt por ¡Mejor… Imposible!

43. A esto se le llama QUÍMICA.

44. Nuestro querido Nicholson tiene el récord de nominaciones, ha conseguido 12 en toda su carrera.

45. Ha trabajado para casi todos los grandes, como Elia Kazan, Arthur Penn o él mismo.

46. Sí, Jack también quiso ser director. La primera vez que lo intentó fue con Camino del sur. Se le dio regular.

47. Y llegó El resplandor.

48. Si en Alguien voló sobre el nido del cuco parecía un loco, en El Resplandor,directamente se convirtió en un auténtico psicópata.

49. Stanley Kubrick tuvo la culpa de este proceso, claro.

50. Cuando el director llegaba cada mañana con un cambio de guión y Jack pasaba olímpicamente de leerlo.

51. Cuando le hizo repetir 157 veces (y no es un número al azar) la escena del hacha.

52. Por cierto, ¿no merece la pena la vida sólo por ver esa escena?

53. Bueno, esa escena y aquella en la que abraza a una mujer decrépita en estado casi de descomposición.

54. O casi preferimos esa en la que escribe enajenado la misma frase en la máquina de escribir.

55. All Work and no play makes Jack a dull boy. All Work and no play makes Jack a dull boy. All Work and no play makes Jack a dull boy. All Work and no play makes Jack a dull boy.

56. Jack y Stanley estuvieron a punto de hacer una película sobre Napoleón. Hubiera sido demasiado bueno para hacerse realidad.

57. No tuvo reparos para rodar El cartero siempre llama dos veces con Bob Rafelson.

58. Y por supuesto Jessica Lange. ¿Se puede ser más guapa?

59. Ambos protagonistas rodaban las escenas de sexo con tanta intensidad que muchos espectadores creyeron que eran verdad… Que Jack Nicholson y Lange lo hacían de verdad.

60. Estuvo a punto de ser Hannibal Lecter.

61. Y seguro que le hubiera dado un toque.

62. Como el toque que le dio a su papel en Las brujas de Eastwick, película que hubiera sido mucho peor sin él.

63. Interpretaba al diablo.

64. Jack se leyó unos cuantos libros satánicos o sobre el infierno. Se convirtió en el verdadero diablo.

65. Un diablo con una sonrisa encantadora.

66. Que volvió a utilizar para interpretar al Joker de Batman.

67. Y con la que cautivó al creador del personaje de DC, Bob Kane, el hombre que más luchó para que Nicholson interpretara al personaje.

68. ¿Ordenó o no ordenó Jack Nicholson el código rojo?

69. ¡POR SU PUESTO QUE LO HIZO, JODER!

70. No sabemos si Tom Cruise ha logrado encajar la verdad. Pero lo que sí es que esta escena sigue poniendo los pelos de punta.

71. Ver a Jack Nicholson marcar el territorio meando en Lobo es casi más hipnótico que contemplar la inabarcable belleza de Michelle Pfeiffer.

72. Si hay que elegir entre los presidentes de los Estados Unidos que hay en las películas, sin duda nos quedamos con Jack en Mars Attacks!

73. Verle una y otra vez en ¡Mejor… Imposible! caminando por las baldosas sin pisar los bordes es uno de esos placeres cinéfilos inconfesables.

74. ¿Y lo bien que le quedan sus inseparables gafas de sol?

75. En 1994 rompió la ventana de un coche con un palo de golf. ¿Quién no ha tenido un ataque de ira en algún taxi alguna vez?

76. El jubilado Schmidt es uno de los personajes más entrañables y complejos de Alexander Payne, que ya es decir. Y Nicholson lo borda.

77. Vale… No hizo de Michael Corleone pero interpretó al jefe de la mafia irlandesa Frank Costello en Infiltrados, de Martin Scorsese.

78. Vale… No hizo de Hannibal Lecter y no inventó la famosa expresión del sorbito de sesos.

79. Sin embargo, hizo su versión con las ratas.

80. Con 80 recién cumplidos, Jack sigue. Y lo próximo será verle protagonizar la versión Hollywood de Toni Erdmann. Con alzheimer o sin él, seguirá siendo el mejor.