#PanamáPapers El empresario favorito de Peña Nieto ocultó millones de dólares en paraísos fiscales

Publicado en Magazine el lunes 4, abril, 2016

El empresario Juan Armando Hinojosa, conocido como “el contratista favorito” del jefe de Estado mexicano, Enrique Peña Nieto, es uno de los implicados en las transacciones turbias de la empresa panameña

Ciudad de México.– El empresario Juan Armando Hinojosa, propietario de Grupo Higa –empresa que ha obtenido diversos contratos por parte del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto y que construyó una mansión de 7 millones de dólares para la familia presidencial, la llamada “casa blanca”– ocultó 100 millones de dólares en paraísos fiscales, revela una investigación de más de 11 millones de documentos divulgada este día por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), el diario alemán Süddeutsche Zeitung, y un centenar de medios de todo el mundo.

La investigación titulada “Los Papeles de Panamá” involucra a decenas de políticos de alto rango como el Presidente Argentino Mauricio Macri, el astro del futbol mundial Lionel Messi y personalidades de todo el mundo, quienes están implicados en el manejo de cuentas offshore.

Hinojosa 2

En el caso de México, se menciona a Juan Armando Hinojosa, a quien identifican como “el contratista favorito” del Presidente Enrique Peña Nieto y quien, dice la investigación, “dirige un imperio empresarial con buenas conexiones que se aseguró al menos 750 millones de dólares en negocios con agencias gubernamentales”.

Los archivos dados a conocer este día incluyen a alrededor de 33 personas y compañías que están en la lista negra del gobierno de los Estados Unidos por haber hecho negocios con capos de la droga mexicanos y con organizaciones terroristas como Hezbolá.

Los documentos revelados refieren que grandes bancos impulsan de manera importante la creación de compañías difíciles de rastrear en las Islas Vírgenes Británicas, Panamá y otros paraísos offshore. Los registros provienen de una poco conocida pero poderosa firma legal con base en Panamá, Mossack-Fonseca, con sucursales por todo el mundo.

En los datos de Mossack Fonseca, refiere el reporte, tras la polémica que suscitó la llamada “casa blanca” del Presidente Peña Nieto, Armando Hinojosa recurrió a una compleja red offshore para guardar 100 millones de dólares.

“A lo largo del verano y otoño de 2015, no mucho después de la controversia sobre la ‘casa blanca’, Mossack Fonseca ayudó a Hinojosa a crear tres fideicomisos para quedarse con alrededor de 100 millones de dólares hasta entonces depositados en varias cuentas bancarias. Hinojosa era el principal beneficiario de los fideicomisos, nominalmente controlados por su madre y su suegra. Su esposa e hijos serían designados como beneficiarios en caso de su muerte. Hinojosa tenía una red compleja, con nueve entidades constituidas en tres jurisdicciones diferentes: Nueva Zelanda, Reino Unido y Países Bajos”, se lee en lo referente al empresario mexicano.

La nómina también incluye a más de 30 personas y empresas que en Estados Unidos estaban bajo sospecha de colaborar con narcotraficantes mexicanos u organizaciones consideradas terroristas como Hezbolá.

De acuerdo con la revista alemana Süddeutsche Zeitung al menos un narcotráficante figura en la lista de los clientes de Jürgen Mossacks: el mexicano Rafael Caro Quintero. Para quien el bufete creó a mediados de los ochenta dos empresas para el líder del extinto Cártel de Guadalajara.

Doce jefes de Estado o primeros ministros, 128 políticos, 61 familiares o socios cercanos a la clase política, entre ellos amigos íntimos del Presidente ruso Vladimir Putin, el Presidente argentino Mauricio Macri, así como a la hermana del rey emérito de España, Pilar de Borbón, son las figuras más destacadas que aparecen en “Los Papeles de Panamá”.

Según la información reproducida por un centenar de medios, el actual Presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, creó una compañía en las Islas Vírgenes en 2014, durante el auge del conflicto de su país con Rusia. Portavoces del mandatario aseguraron en tanto que la fundación de la firma no estaba vinculada “a ningún hecho político ni militar en Ucrania”.

En el caso de Putin, la documentación revela su relación con el director de orquesta Sergey Roldugin y un “entramado de sociedades” que sirvió para ocultar los “negocios ocultos” de los amigos “más íntimos” del Presidente ruso.

Según el citado consorcio de medios, la investigación demuestra que Roldugin actuó como testaferro de una red de personas cercanas a Putin y “probablemente también en representación del mismo Putin”.

La cadena de televisión española La Sexta, que también ha tenido acceso a la información, informó de que el actual Presidente de Argentina, Mauricio Macri, “administró una sociedad no declarada en Bahamas” cuando ya era alcalde de Buenos Aires.

La Presidencia argentina afirmó esta tarde que el mandatario “nunca tuvo ni tiene una participación en el capital” de la sociedad offshore de su familia que aparece en la investigación sobre personalidades públicas en paraísos fiscales.

“Dicha sociedad, que tenía como objeto participar en otras sociedades no financieras como inversora o holding en el Brasil, estuvo vinculada al grupo empresario familiar y de allí que el señor Macri fuera designado ocasionalmente como director, sin participación accionaria. Sí constó en la declaración jurada de su padre, Franco Macri”, sostuvo un comunicado difundido hoy por la Presidencia argentina en Buenos Aires.

En tanto, Pilar de Borbón, hermana del rey emérito español Juan Carlos I y quien también figura en la lista de personalidades, presidió durante años una empresa radicada en Panamá y gestionada por el polémico despacho de abogados Mossak Fonseca.

La empresa fue disuelta el 24 de junio de 2014, cinco días después de que Felipe VI fuera proclamado Rey de España tras la abdicación de su padre.

Los archivos filtrados alistan casi 15 mil 600 documentos de compañías creadas por bancos para clientes que deseaban manejar de ese modo sus finanzas. Muchas de ellas fueron creadas por entidades internacionales como el UBS y el HSBC.

Tal como advierte el ICIJ existen vías legítimas para el manejo de fideicomisos offshore, con lo cual dependerá de investigaciones ulteriores la determinación de si los implicados cometieron delito o violación de la Ley.

Deportistas y artistas

Otros de los clientes que figuran en esa lista, hecha pública hoy por medios internacionales como la BBC o Le Monde son, entre otros, el futbolista Lionel Messi y el director de cine español Pedro Almodóvar.

Entre los más de 11 millones de documentos filtrados, que involucran a varias personalidades de la política, el espectáculo y el mundo empresarial, figura el nombre del astro del Barcelona, Lionel Messi, así como de otros jugadores y ex futbolistas como el chileno Iván Zamorano y los argentinos Leonardo Ulloa y Gabriel Heinze.

También se menciona al francés Michel Platini, el suspendido presidente de la UEFA, quien habría acudido a la firma Mossack Fonseca para administrar una sociedad offshore creada en Panamá en 2007.

Otro directivo mencionado es el uruguayo Juan Pedro Damiani, presidente de Peñarol y miembro de la comisión de ética de la FIFA, quien figura como una pieza clave en varias operaciones bajo investigación.

De acuerdo a la información, Messi abrió junto a su padre una sociedad offshore denominada Mega Star Enterprises Inc., de la cual no tenían conocimiento las autoridades españolas.

Según informaron los medios españoles El Confidencial y La Sexta en el marco de la investigación internacional, Messi y su padre constituyeron la sociedad panameña en 2013 y mediante la misma habrían seguido facturando sus derechos de imagen a espaldas del fisco español.

La aparición de esta nueva sociedad de Messi se produce antes de que el astro argentino tenga que sentarse en el banquillo de los acusados junto a su padre por haber defraudado al fisco español 4.1 millones de euros 2007 y 2009 con la ocultación en paraísos fiscales de algo más de 10 millones de euros en concepto de derechos de imagen. El juicio arrancará el próximo 31 de mayo, casi tres años después de que la justicia española detectara el presunto fraude.

La investigación divulgada hoy también menciona a numerosos futbolistas y deportistas. Entre los nombres aparecen Zamorano, ex jugador del Real Madrid y la selección chilena; Heinze, ex jugador de Argentina y del Manchester United; y Ulloa, miembro del Leicester City, el sorpresivo líder de la Premier League.

Según la investigación, también hay jugadores de Brasil, Uruguay, Reino Unido, Turquía, Serbia, Holanda y Suecia con sociedades en paraísos fiscales, entre otros. Además, hay deportistas por fuera del fútbol, de acuerdo a la ICIJ.

La revelación también conduce al “FIFAGate”, el megaescándalo de corrupción que salpica desde el año pasado a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

En particular, la investigación apunta a la figura del abogado uruguayo Damiani, miembro de la comisión de ética de organismo.

A través de su estudio “J.P. Damiani & Asociados”, el directivo de Peñarol habría operado como nexo entre varios dirigentes y empresarios detenidos en el marco del “FIFAGate” -se menciona al uruguayo Eugenio Figueredo, ex presidente de Conmebol, y los argentinos Hugo y Mariano Jinkis- y la empresa Mossack Fonseca, a cargo de la constitución de las sociedades en paraísos fiscales.

Según recogen los citados medios, el bufete Mossack Fonseca ha comunicado a sus clientes que “por desgracia” ha sido objeto de un ataque informático y que los datos de sus administrados podrían haberse visto afectados.

En su página digital, la BBC informó que la filtración masiva de documentos, bautizada ya como “Los papeles de Panamá“, contiene once millones de documentos en los que se refleja el movimiento del dinero de personajes relevantes de la escena internacional.

El director de cine Pedro Almodóvar, que también figura entre los clientes del bufete, compartía con su hermano Agustín en 1991 “una sociedad offshore llamada Glen-Valley Corporation”.

Los hermanos Almodóvar han asegurado a La Sexta que en la actualidad no tienen “ninguna participación en empresas extranjeras” y que “pagan sus impuestos en España”.

¿Cómo se hicieron públicos los documentos?

Hace más de un año una fuente anónima contactó con el diario alemán Süddeutsche Zeitung (SZ) y le transfirió documentos internos de Mossack Fonseca a través de una vía encriptada. El volumen llegó a ser de aproximadamente 2,6 terabytes. El periódico señaló que la fuente no quiso ni dinero, ni ningún tipo de contraprestación por los documentos filtrados, si bien sí solicitó algunas medidas de seguridad.

Debido a la magnitud de los datos filtrados, el SZ decidió compartir la información con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para analizarlos de manera conjunta. El ICIJ tenía experiencia en coordinar otros proyectos de investigación de este tipo como Lux-Leaks y Swiss-Leaks, en los que también participó el SZ.

Panama Papers es el mayor trabajo de cooperación de este tipo hasta el momento. Cerca de 400 periodistas de más de 100 organizaciones mediáticas en cerca de 80 países trabajaron durante los últimos doce meses en los documentos. Entre ellos se encuentran el diario argentino La Nación, el español El Confidencial y El Universo de Ecuador.

Los “Panama Papers” abarcan 11.5 millones de documentos internos del despacho de abogados panameño Mossack Fonseca. La cifra es superior a los documentos filtrados por Wikileaks, Offshore-Leaks, Lux-Leaks y Swiss-Leaks juntos.

Hinojosa

(Tomado de Sin Embargo)