Aprobación del matrimonio igualitario, un gran avance en materia de igualdad: Torres Piña

Publicado en Michoacán el Jueves 19, Mayo, 2016

Morelia, Michoacán, a 18 de mayo de 2016.- Que el Congreso del Estado haya determinado acatar el fallo de la Suprema Corte de Justicia para permitir el matrimonio igualitario, es un avance en materia de derechos humanos y un gran paso hacía una sociedad más igualitaria, aseguró el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Torres Piña.

El líder del Sol Azteca reconoció el compromiso de los diputados de su partido que aprobaron esta armonización a la legislación federal en lo que respecta al Código Familiar, tras reconocer que esta es una las banderas que históricamente ha impulsado este instituto político.

“Los diputados de nuestro partido tienen claro que el matrimonio igualitario es un tema de derechos humanos que debe ser respetado en todos los estados si queremos alcanzar una sociedad más justa e igualitaria”, manifestó.

En ese sentido, Carlos Torres Piña, recordó que han sido los gobiernos de izquierda los que han puesto el ejemplo en el reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBTI, con el fin de evitar las múltiples formas de discriminación que sufren quienes deberían poder ser libres de decidir sobre su sexualidad.

Por esa razón, señaló, es fundamental que las autoridades incrementen su labor para que se reconozcan todos sus derechos, entendiendo que garantizar la igualdad es un paso importante para terminar con la discriminación por motivo de orientación sexual e identidad de género.

Asimismo, señaló que esta es una gran oportunidad para que en Michoacán se genere una nueva cultura de mayor inclusión y sea un estado donde la identidad de género no sea un motivo de discriminación. Porque si bien es cierto que son muchos los avances que se han conseguido, aún existe muchísima discriminación.

Finalmente celebró que esta vez, los derechos de las personas del mismo sexo que deseen contraer matrimonio, se hayan ponderado por encima de los intereses de grupos religiosos y empresariales que intentaron evitar que se aprobara esta armonización legal.