Michoacán, entre los estados más beneficiados con el programa Escuelas al Cien

Publicado en Michoacán el lunes 21, marzo, 2016

Un total de seis estados de la República mexicana concentran el 40 por ciento de los planteles que se verán beneficiados con el programa Escuelas al Cien. Los estados de Chiapas, estado de México, Oaxaca, Veracruz, Michoacán y Guerrero son las entidades con el mayor número de planteles beneficiarios del programa Escuelas al Cien que impulsa la Secretaría de Educación Pública.

Las cinco entidades concentran más del 40 por ciento de los 16 mil planteles que este año recibirán recursos de este programa, el cual busca mejorar la infraestructura de unas 34 mil escuelas en todo el país mediante una inversión de 50 mil millones de pesos en los próximos tres años y que beneficiará a más de cinco millones de alumnos.

Los planteles fueron seleccionados a partir de los datos del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica del año 2013, donde se comprobó que el 11 por ciento de los planteles no tienen baños; 26 por ciento no se construyeron con fines educativos y 2 por cierto están construidos con materiales inadecuados, así lo manifestó el titular de la SEP, Aurelio Nuño.

El secretario de Educación destacó que “gracias a la reforma educativa que mandató a hacer un censo de las escuelas, porque previo a eso no teníamos como país una información a detalle y completa, no sólo de cuántas escuelas había en el país, sino de cuáles eran sus deficiencias o cuáles eran sus áreas de mejora.

“Y hoy lo sabemos y hoy confirmamos lo que todos ustedes, los maestros y las maestras de México saben, pero que hoy lo podemos conocer a detalle y en una cifra, que por ejemplo el 11 por ciento de las escuelas del país ni siquiera tienen baños, y que esta condición se vuelve mucho más crítica en los estados más pobres del país, como son Guerrero, como son Oaxaca o como es Chiapas”.

El programa Escuelas al Cien dispone de ocho componentes para mejorar las escuelas y están considerados en el siguiente orden de importancia: seguridad estructural, es decir, atención a muros, pisos, techos, ventanas, escaleras, barandales y bardas; rehabilitación de las instalaciones sanitarias e hidráulicas; luego dotación de pupitres, mesas, pizarrones, sillas y armarios para los maestros; sistema de bebederos, y luego dotar de las condiciones necesarias para que el plantel sea accesible a personas con alguna discapacidad; desarrollo de mejores espacios para maestros y personal directivo; instalación del cableado para Internet y telefonía, y finalmente techos para el mejor desarrollo de actividades deportivas y cívicas.

Las autoridades de la SEP sostienen que será el Comité de Infraestructura, encabezado por los padres de familia, quien determine en qué se gastarán los recursos y que no se pagará hasta que las obras queden como fueron planeadas.