PRD sin definición respecto a su dirigencia nacional

Publicado en Michoacán el viernes 1, julio, 2016

Ciudad de México, a 01 de Julio de 2016.-  A unas horas de que se lleve a cabo la reunión del Consejo Nacional del PRD para elegir al nuevo presidente de ese partido las corrientes simplemente no llegan a un acuerdo sobre quién debe de ser el sucesor de Agustín Basave. La actual secretaría general del partido Beatriz Mujica y la titular de la Secretaría de Educación, Alejandra Barrales son hasta el momento las que mayor respaldo han recibido de las corrientes perredistas, pero ninguna alcanza el voto de las dos terceras partes de este consejo nacional para ser nombrada como presidenta del sol azteca.

Aunque este jueves el coordinador de los senadores, Miguel Barbosa y la corriente denominada Patria Digna, respaldaron la postulación del ex legislador Pablo Gómez. Estos grupos tienen una representación menor al 10 por ciento del consejo nacional, lo que desde luego merma las posibilidades de quedarse con la presidencia.

A la secretaria general del PRD, Beatriz Mujica la respalda la corriente Nueva Izquierda, un sector de la expresión conocida como “foro nuevo sol” que encabeza el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles y la recién creada corriente Galileos de Guadalupe Acosta Naranjo, mientras que Barrales es impulsada por la corriente Alternativa Democrática Nacional de Héctor Bautista que es la segunda más importante del PRD así como vanguardia progresista, el grupo del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera y el otro sector del foro nuevo sol el que encabeza la ex gobernadora, Amalia García.

Senadora-Alejandra-Barrales

Quienes no han definido todavía su apoyo, al menos no lo hacían hasta anoche, es la corriente de René Bejarano, izquierda democrática nacional que, por cierto, algunos decían que no veía con buenos ojos desde luego a Alejandra Barrales, pero escuchemos aquí lo que comentó Alejandro Sánchez Camacho, uno de los dirigentes de este bloque.

Alejandro Sánchez Camacho, de IDN, declaró: “En IDN no vetamos a nadie, pero tampoco hemos resuelto a apoyar a Alejandra Barrales o a Pablo Gómez, tenemos que esperar las próximas horas, hay que recordar que en política no hay nada seguro, y en el PRD pues menos. Aunque ahorita hay esos nombres públicamente, no descartamos que puedan surgir otros”.

Ayer por lo pronto la secretaria general del PRD, Beatriz Mujica, cumplió con esta formalidad y admitió  públicamente que sí tiene interés de convertirse en la presidenta de su partido, y aunque no mencionó a Barrales, dijo que en estos momentos se requiere un dirigente más de territorio que de escritorio, y que sobre todo garantice que habrá piso parejo a la hora de elegir al candidato presidencial rumbo al 2018.

Beatriz Mujica, secretaria general del PRD: “Es muy importante que la nueva dirigencia le dé piso parejo a todos los que quieran competir, los que quieran competir a la gubernaturas del 2017 pero que también que empiece a pavimentar un piso parejo para los que quieran competir en el 2018, y eso tiene que ser una garantía y darles reconocimiento a todos nuestros candidatos; tenemos tres precandidatos que han manifestado; está Miguel Mancera, está Silvano Aureoles y está Graco Ramírez. Nosotros tenemos que garantizar piso parejo para todos”.

La candidatura de Barrales que creció vertiginosamente en la última semana, ayer vio los primeros nubarrones luego de que el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, le expresara abiertamente su respaldo. Y es que algunos dirigentes -particularmente de nueva izquierda- consideraron que la dirigencia de Barrales fortalecería a Mancera, y no solo le ha restado votos al PRD sino que además ha declinado una y otra vez en su marcha a sus filas.

Por el otro lado, la corriente de Héctor Bautista prácticamente ya vetó a Mujica y se niega a darle su respaldo. Las corrientes desde luego buscan desesperadamente llegar a un acuerdo en las próximas horas porque, si no lo hacen y si no alcanzan estas dos terceras partes de la votación, Mujica quedaría de facto como presidenta del PRD nacional.

Pero más allá de los nombres y de los perfiles, lo que verdaderamente está sobre la mesa es la política de alianzas rumbo a los comicios del 2017. Particularicemos en el Estado de México que es realmente lo que les preocupa, es decir, lo que están valorando las corrientes es un perfil que les garantice eso, que pudiera haber alianzas en el Estado de México en concreto con el Partido Acción Nacional con quien ya iniciaron algunas corrientes conversaciones. Es decir, para algunos Pablo Gómez aunque pudiera ser un perfil que no está tan vinculado a alguna corriente, es una persona que no se sentaría ni con López Obrador ni que estaría consintiendo rápidamente una alianza.

La reunión del sábado no estará exenta de acusaciones, jaloneos, desencuentros, pero las corrientes han dicho el compromiso de que le van a dar gobernabilidad al partido y también han llegado a un acuerdo de que esta dirigencia va a durar por lo menos hasta que concluyan los procesos electorales del próximo año.