Peter Murphy y la intimidad amplificada de su concierto acústico

Publicado en Música el Jueves 5, Mayo, 2016

Peter John Joseph Murphy ha logrado trascender el legado de Bauhaus, la banda post-punk que fue uno de los pilares del rock gótico. Y en ese gran trabajo solista, Murphy ha logrado tener momentos que son igual de memorables que los logrados con la banda que fundó en Northampton en 1978 al lado de David J, Daniel Ash y Kevin Haskins. Al final de cuentas Murphy fue la voz principal de Bauhaus y mucha de su teatralidad y fuerza en el escenario provenía del lánguido y vampiresco cantante. En todos estos años después de Bauhaus, Murphy insiste que no hay necesidad de buscar en otro lado a Bauhaus ya que él es Bauhaus.

peter-murphy_980x3402

Platicamos brevemente con Peter Murphy, en vísperas de su concierto acústico en la Ciudad de México, y nos platica de la gran influencia de David Bowie en su carrera, su trabajo al lado de Mick Karn en Dalis Car y sobre la intimidad que vivirás con él en su concierto acústico.

Vienes de una época musical en donde había toda una escena muy energética, creativa y ecléctica alrededor de la música. Sin embargo hoy en día, parece que todo está alineado, hay una falta de peligrosidad en la música, ¿Qué piensas de esto?

Si, claro, en aquel entonces esa energía provenía de un desencanto social, todo ese enojo se traducía en la música, independiente de que ya no había forma de estar más enojados con la situación social. También la proliferación de sellos independientes, que se alejaban de lo que la industria musical proponía. Así mismo era algo cultural, y cuando empezamos a viajar con Bauhaus, nos dimos cuenta que las cosas se aceleraban y empezaban a prender fuego con la música punk y post-punk, que tenía esta energía que liberaba a la gente, era una forma de crear un escape creativo. Y estoy de acuerdo contigo que en la música de hoy si se siente un corporativismo, una especie de gentrificación que ha atrapado a la industria musical, un modelo aburrido que no genera nada interesante. También había una especie de riesgo asociado con la música, con Bauhaus no contábamos con nada, así que tomábamos la oportunidad de hacer lo que quisiéramos, hacerlo solos, un poco aislados, pero con los resultados que ya conoces.

No se si sea difícil para ti que constantemente recibas esta retroalimentación por parte de los fans, que les gustaría que Bauhaus hubiera seguido, no entendiendo que esa energía creativa pudo haber ocasionado diferencias que son irreconciliables.

Está bien, no me molesta, no siento presión en ese sentido. Sí, Bauhaus fue algo muy poderoso como unidad y es muy lindo recordar esa fuerza, esa interacción; que muchas veces esa fuerza se convirtió más poderosa que el trabajo mismo. Pero yo también pondría mi propio trabajo frente al de Bauhaus, al final yo soy un componente de esa unidad y también siento esa fuerza, de diferente manera, en lo que soy como artista, es igual a lo que hacía antes.

Los mexicanos que tienen esta obsesión con Bauhaus, creo que no se termina de entender que yo soy parte de eso que buscan y que están frente a ello conmigo.

Y hablando de esta energía colaborativa, tienes una colaboración con Mick Karn, el ex-bajista del grupo Japan, el proyecto Dalis Car. Su disco The Waking Hour creo que estaba adelantado a su tiempo. Y el disco que no pudieron terminar, InGladAloness EP, es también excepcional.

Si, claro. Me alegra que lo menciones, ese fue un trabajo lleno de amor. Lo hicimos durante los últimos meses de vida de Mick y fue un verdadero honor haber podido conectar con él en ese contexto y crear ese proyecto, encontrar un gran significado en su trabajo. Me encanta que lo menciones, no mucha gente lo conoce y es hermoso.

Las colaboraciones son difíciles a veces, todo lo que hago de cierta manera es una colaboración. Me gusta trabajar con gente interesante, que podamos generar una química especial juntos.

Has mencionado que una de tus más grandes influencias musicales fue David Bowie, quien falleció a principios del año. ¿Cuál es la experiencia de aprendizaje que te llevas de su carrera, qué te dejó?

Fue una gran influencia de joven para mí, lo amaba. Constantemente fue un artista seminal. Cuando descubrí su música a los 14 años, él era totalmente independiente de todo, su actitud. Siempre tuvo esa libertad de explorar, de ser una obra de arte en sí mismo, en constante cambio; sin duda fue una poderosa influencia en mí. A pesar de otros actos fuertes en esa época, la magnitud de Bowie y lo que contribuyó en la música es invaluable. En los últimos años tal vez no fue tan influyente pero era bueno saber que ahí seguía.

Y bueno, tú también eres una influencia, en la cultura de la música gótica. Has influido a los creadores de los comics como Neil Gaiman (Sandman) y James O’Barr (The Crow). ¿Estás contento con eso o qué legado adicional te gustaría dejar?

Nunca sé bien qué pasa por la mente de quienes se dejan influir, o cómo decía uno de mis héroes musicales, las mentes por sí solas hacen su propia música. Así que no sé realmente qué es lo que la gente crea a partir de mí. Supongo que es de gran significado lo que uno contribuye, de eso que sucede y que afecta. Siempre lo encuentro entrañable.

Una última pregunta. Tus presentaciones en vivo tienen mucha fuerza, eres muy teatral, una figura muy poderosa en el escenario. ¿Cómo traduces esa fuerza a un contexto más íntimo?

Muchas gracias. Ya lo verás. Es como estar en un lugar privado en donde estás solo y en donde yo te canto. Y creo que eso es especial, ¿cuándo tienes la oportunidad de tener esta linda y amena conversación conmigo? ¿Cada cuándo hay la oportunidad de que la gente se cuente historias el uno al otro de esa manera? Es como hacer que lo pequeño se amplifique, que eso que es diminuto te permita escuchar cosas de cerca; escucharás mi voz, las letras de las canciones, escucharás los movimientos de los músicos de manera muy íntima. Y en ese sentido no tengo ningún complejo, de acercarme, de hacer que las cosas prosigan y prender contigo una luz que ilumine el espacio de nuestra velada musical.