Expulsó Nicaragua a mexicanos detenidos

Publicado en Nacional el martes 28, junio, 2016

Por Blanche Petrich

El embajador mexicano en Nicaragua, Miguel Díaz, informó el lunes por la noche telefónicamente a los padres de los seis jóvenes detenidos el sábado por agentes policiacos de ese país centroamericano que, después de 48 horas de aislamiento, todos fueron “expulsados” del país, sin haberles permitido contacto con sus respectivas embajadas.

Los cuatro mexicanos –Salvador Tenorio Pérez, Enmanuel de la Luz Ruiz, Eugenio Paccelli Chávez Macedo y Daniel Espinoza Giménez (quien detenta además la nacionalidad española)– fueron deportados por el puesto fronterizo hondureño de El Guasaule mientras que a Byron Reyes Ortiz, costarricense y a Ana Laura Rodríguez, argentina, los expulsaron hacia Costa Rica por la comunidad de La Tablilla.

El embajador Díaz explicó a las familias, que tenían 48 horas sin conocer con precisión el paradero de los muchachos y sin haber podido hablar con ellos, que a los representantes de las embajadas de México, España, Costa Rica y Argentina no se les permitió en ningún momento comunicarse con los extranjeros detenidos y solamente se les dio aviso a último momento, ya en horas de la noche, de la virtual expulsión.

Los seis jóvenes, activistas por el medio ambiente, participaban en una caravana que recorrió Centroamérica para promover y capacitar a comunidades campesinas en el uso de tecnologías ecológicas. Estaban de paso en La Fonseca, departamento de Nueva Guinea, de donde partirían de regreso a sus respectivos países en los próximos días. Luego de un incidente en el que explotó uno de los hornos que fabricaban, sin provocar mayores daños, se apersonó una patrulla de la policía nacional y arrestó a la dirigente campesina Francisca Ramírez y a los seis extranjeros.

Según el diario digital Confidencial , el presidente de Nicaragua Daniel Ortega intervino en el caso al declarar que los extranjeros iban a ser “investigados” por “manejo de explosivos”.

Ramírez fue liberada inmediatamente, no así los jóvenes, que fueron trasladados a un lugar que hasta ahora no se ha determinado. Las embajadas fueron informadas del arresto ilegal y personal diplomático se movilizó para localizarlos.

Esta mañana la líder campesina se trasladó a Managua para solicitar a la Policía Nacional información sobre el paradero de los jóvenes pero no recibió información. La abogada nicaragüense Mónica López Baltodano, que asumió la defensa del casso, declaró que si en las próximas horas no eran presentados los detenidos, “vamos a denunciar su desaparición a nivel internacional”. Y la embajada mexicana emitió una alerta de viaje advirtieron a los connacionales sobre los riesgos de viajar a Nicaragua.

Horas después se informó que los seis habían sido expulsados del país.

Vía La Jornada