Gobernadores del PRI se agarran a golpes

Publicado en Nacional el Domingo 17, Abril, 2016

Ciudad de México.-  ¿En qué terminó una reunión de gobernadores de la Conago en el Estado de México, en la que participaba el presidente Enrique Peña Nieto? Según el periódico El Universal en la columna Serpientes y Escaleras de Salvador García Soto, la reunión de gobernadores –en la que habría participado el gobernador Rolando Zapata Bello- concluyó en un alegre convivio amenizado con brindis de Tequila Tres Dragones y después de puñetazos entre un gobernador del sureste, al que no se identifica, y el gobernador de Chiapas.

Según algunas interpretaciones, el gobernador golpeador habría sido el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, quien como señalamos, y siempre según la acreditada columna de García Soto, golpeó en la cara al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello.

Todo ocurrió durante una reunión donde se encontraba presente el mismo presidente Enrique Peña Nieto, por lo que terminó con la intervención de guardias presidenciales para poner orden entre los gobernadores con mentes nubladas por el alcohol.

Según la columna publicada por El Universal, el pasado 29 de febrero asistieron a esa reunión, en la Casa de Gobierno del Estado de México, gobernadores del PRI, secretarios del gabinete federal y el propio Peña Nieto.

Como señalamos, en el texto se omite el nombre del gobernador que golpeó a Manuel Velasco, y sólo se señala que se trata de “un joven gobernador de un estado del sureste”.

Y asegura que de acuerdo a fuentes consultadas por este medio, se trata de Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, quien según tres asistentes, tras el inicio en tono formal de la reunión por la presencia del presidente Peña Nieto, terminó a puñetazos al calor de los tequilas servidos por el anfitrión, Eruviel Ávila, quien sacó varias botellas del tequila “Casa Dragones”, con valor de 3 mil 750 cada una. Nada menos.

Al calor del alcohol, inició una discusión en una parte del salón que degeneró, como señalamos en puñetazos: El Universal narra la escena: “Un joven gobernador de un estado del sureste (Alejandro Moreno Cárdenas) comenzó a reclamar a un secretario del gabinete. La discusión comenzó a subir de tono y empezaron los gritos. “Yo no voy a permitir que este ca… me trate de esa manera”, reclamaba visiblemente alcoholizado el mandatario priísta. A las palabras altisonantes siguieron empujones y jaloneos. El gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, quiso intervenir para sujetar a su colega, pero en respuesta recibió un puñetazo en la cara que le abrió el labio. Otro que intentó calmar al gobernador alterado fue el secretario de Salud, José Narro, pero recibió un fuerte empujón que lo tiró al piso”.