Los que apoyan al Presidente, grises y nefastos personajes / Columna Eosphoros

Publicado en Nacional el martes 10, enero, 2017

Tan pronto se dió el “gasolinazo” surgieron de todos lados “paladines sociales” “justicieros” enarbolando las más grandes y nobles causas, “defensores” de los pobres. En efecto, tan pronto se dieron las primeras manifestaciones sociales en contra del alza a la gasolina, muchos “diputados” federales, estatales, senadores, líderes de partidos y uno que otro Gobernador, salieron a la defensa del doliente pueblo ante tan “atroz acto”.  La “raza vividora” llamada políticos, son totalmente predecibles, nefastos hilarantes que sacan sonrisas seguidas de una “mentada de madre” ante sus magdalénicos actos y justificaciones.
Como una gran familia que son, los diputados, senadores, dieron rienda suelta a las diversas aprobaciones de leyes presentadas desde el sexenio pasado, sabían perfectamente que en este mandato del PRI serían consumadas las mása grandes traiciones a la Patria; a cambio de buenos bonos, jugozos salarios, prestaciones, inmunidad política con su “fuero”, los diputados y senadores aceptaron vender al pueblo por “unas monedas”, o mejor dicho, por muy buenas monedas, las que los hace ricos hasta sus nietos seguramente.
En medios electrónicos y redes sociales, un sinfín de diputados federales y locales, senadores, presidentes de partidos políticos, llamaban a formar “frentes” para “luchar contra las medidas”, otros, diputados locales, pedian que el pueblo se uniera a ellos para ir a apoyar a compañeros diputados federales para “luchar en contra del gasolinazo”. Dichas acciones solaente causaron el enojo social, se leía una y cien veces los reclamos en redes sociales el por qué hasta ahora “tmaban medidas” y “peleaban en contra” si antes ellos mismos y sus “compañeros” de nivel federal ya habían aceptado y votado dichas “reformas” en daño flagrante a los itnereses el país. Sale sobrando que todo aquel diputado y “politiquillo” oportunista que se quiso “colgar” de dicho golpe económico al pueblo, salió no solamente “cagado”, sino hasta insultado en lo más recóndito de sus orígenes; tan se dieron cuenta de ello, que bastaron solo un par de días para que los “solidarios” senadores, diputados locales y federales, asi como alguno que otro gobernador, dejaran “el tren del mame” con esa fingida solidaridad, que solamente políticos como ellos, son capaces de realizar sin el más mínimo sentir de verguenza, es más, me atrevo a decir que se creen sus porpias mentiras y que realmente se sienten “redentores sociales”.

El propio presidente del PRI, otro gris moreliano, se le ocurrió salir “en defensa” del pueblo, la lista de insultos fue enorme, con todo tipo de adjetivos a la hacedora de sus días así como a su ya muy jodida persona. Lo mismo sucedió con “panistas” “naranjas” “perredstas” ….nadie estuvo a salvo de que tras sus “pronunciamientos” a favor del  pueblo, una casacada de insultos les llegara cual sunami en sus redes sociales y medios diversos. Líderes sindicales, como Carlos Aceves, de la CTM, también le “llovió en su parcela” tras declarar apoyo al Presidente después de uno de tantos “mensajes” al pueblo de México, tratando de menguar el disgusto social.

Quienes mandaron “a volar” literalmente a enrique Peña Nieto, fue la COPARMEX, los cuales, dicho por su máximo lider nacional, recibió dos horas antes, el documento donde se les invitaba a sumarse a otro “Pacto por México” para sacar a la nación de esta “terrible crisis”. Dicho sea de paso, la COPARMEX se la cobró cara a Peña Nieto, dándole la espalda de manera dura y directa. Al Presidente en turno, ya se le conoce también como el 2presidente de los pactos”, solamente le falta hacer uno con el Diablo -que lo dudo, pues ni el Diablo lo queire-  con tal de que su popularidad deje de caer tan dramáticamente y le ayude a componer al país tras sus aberrantes desiciones y actos.

Claro que no pudieron faltar los correlegionarios del PRI, varios panistas, quienes aplaudieron “tan acertado acto polític económico”, aplaudieron cuales focas de circo acuático amaestradas para luego recbir su “premio”; hoy en día ya el pueblo dejó de creer en los paridos, a todos los políticos los razan por igual: ladrones sin vergüenzas, y es muy cierto.

En este México tan bapuleado, donde los pobres son cada día más pobres, los ciudadanos de clase media ahora pasan a engrosar las filas de la pobreza, donde el político recien llegado tiene en unos cuantos meses una fortuna que nunca pudiera haber tenido trabajando como cualquier “miserable mundano”, donde  los “empresarios hacen moches con políticos” y ganan ambos fortunas inmensurables….donde el clero  “señala y pide justicia” siendo tmbién ellos causantes del mal que aqueja a sus “feligreses”….Este país de aún grandes riquezas y que los saqueadores más “hambreados” no han podido liquidarlo, sigue en pié de lucha, gestando una nueva clase de ciudadanos, informados, conscientes, congruentes, coherentes, más humanos, rechazadores de “representantes políticos” los cuales ya su figura está pasando a ser inecesaria, seguramente pronto tendrá una reforma social basada en los valores y sentido común; poco a poco se ve en paises diversos, que el poder del ciudadano es grande y valioso, ahí está España y su movimiento “Podemos” por ejemplo, México merece mejor suerte que estar a merced de una raza de ratas sanguinarias, que no tienen “llenadera” y que solamente usan a la política como una herramienta más para robar, trancear, enriquecerse ilícitamente, pactar con criminales, aprovecharse de todo lo que quieran, al fin y al cabo tienen “fuero” y eso los hace “intocables”. Apuestan al olvido, a la resignación que inflingen al pueblo con leyes hechas para su autoprotección   -ahi esta el caso del Gerber Vallejo o Ernesto Núñez, nada más  por nombrar ejemplos, pues hay muchos más-  inmisericordes abusadores, sanguijuelas y tantos otros calificativos y adjetivos que les quedan como “trajes a la medida”.

Los que apoyan al Presidente, en su  juego nefasto llamado “Joder a México”, pagarán en las urnas próximamente todas y cada una de sus desafortunadas palabras, hechos, actos y traiciones. Es tiempo de que los ciudadanos comiencen a prepararse para, seguramente, tomar los cargos y  puestos que hasta ahora usurpan una raza de vividores llamada “políticos”.

Es cuánto.