PAN: los priístas de Tamaulipas ya no quieren otro narcogobierno emanado de su partido

Publicado en Nacional el Martes 10, Mayo, 2016

Por Alex Maldonado

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Francisco García Cabeza de Vaca, candidato del PAN a Tamaulipas, aseveró que ante la manifestación de apoyo de alcaldes priista hacia su candidatura no hubo ningún tipo de negociación o acuerdo, y que esto viene a colación debido a las malas administraciones y el poco o nulo apoyo que han tenido los municipales de los gobernadores pasados, destacando las menciones de Tomás Yarrington, Eugenio Hernández Flores y Egidio Torres Cantú.

“Jamás me he sentado yo con ellos, llegué al evento y veo que se está sumando mucha gente y hacen uso de la palabra y se manifiestan en contra de los gobiernos del PRI, inclusive días antes estuvo por ahí el señor Andrés Manuel (López Obrador) anduvo también por esa zona, aquí lo que escuché yo es a ellos y a muchas gentes manifestarse en contra del gobierno y sumándose a un movimiento de cambio”, indicó el candidato a gobernador de Tamaulipas.

Dijo sentirse sorprendido por el apoyo de estos sectores de la población, pero indicó que existen liderazgos del PRI, así como de la Fundación Colosio que se han sumado a su proyecto.

Sobre las declaraciones de la secretaria general del PRD sobre supuestas amenazas que han tenido candidatos de diversos partidos para que se bajen de la contienda y apoyen al blanquiazul, Cabeza de Vaca, rechazó saber cuál fue su pronunciamiento, pero destacó que tanto PRD, Morena, Movimiento Ciudadano e inclusive candidatos independientes se han sumado a su movimiento de cambio. Señaló que en caso de que existan amenazas los candidatos deberían hacer las denuncias pertinentes.

Cuestionó a la dirigencia del PRI por no haber expulsado a Yarrington y Eugenio Hernández Flores, prófugos de la justicia en Estados Unidos.

En entrevista vía telefónica, Francisco García Cabeza de Vaca, candidato del PAN a la gubernatura de Tamaulipas, respondió a los señalamientos de Manlio Fabio Beltrones y de la dirigencia local y nacional del PRD, en el sentido de que candidatos suyos habrían sido presionados por el crimen organizado para apoyarlo.

García apuntó a que es un pretexto utilizado por el PRI y el PRD, ya que sus militantes se están yendo de esos partidos por la falta de confianza que se les tiene, debido al hartazgo que prevalece en Tamaulipas.

Recordó, asimismo, que Tamaulipas no es Guerrero y que ahí no son 43 desaparecidos, como en Guerrero, sino cinco mil 700, pues ocupan el primer lugar en secuestros, en extorsiones y en robo de combustible.

Repitió que hay un hartazgo generalizado de los sectores productivos de la sociedad civil, además de ciudadanos que ya no quieren ser parte de este sistema de inseguridad que se han dado cuenta que sus partidos políticos se han dedicado a atacarlo a él, en lugar de al candidato del PRI, que es el que está relacionado directamente con el exgobernador Tomás Yarrington.

Aseveró que lo que quiere la gente es el cambio y la alternancia, la paz y el estado de derecho; y reiteró que, quien ha hecho las denuncias formales ante la SEIDO por lo presuntos vínculos del crimen organizado con los alcaldes, ha sido él.

Cuestionado acerca de si, en caso de llegar a la gubernatura tamaulipeca, combatirá por igual a “Zetas” y al “Cártel del Golfo”, contestó que irá de frente contra el crimen organizado, contra todos los grupos criminales del estado: “Golfos” y “Zetas”, por supuesto.

Aseguró que ‘se irá de la mano’ con las Fuerzas Armadas para establecer el orden y el estado de derecho y que jamás ha titubeado para actuar en consecuencia, no solamente con las denuncias públicas, sino desde el Senado y ante la SEIDO.

Abundó en que ha habido complicidad de los gobiernos estatales vinculados directamente con el crimen organizado, pues cómo -si no- explicarse esos indicadores que ostenta hoy Tamaulipas, además de los dos exgobernadores prófugos de la justicia.

Explicó que, hoy en día, Tamaulipas tiene cuatro de las cinco carreteras más inseguras del país, y que el problema que hay en Tamaulipas han sido los gobiernos, el crimen político organizado, pues los grupos criminales no podrían actuar con esa libertad sin la complicidad de los gobiernos municipales y del Gobierno del Estado, lo cual es del dominio público.

Finalmente, pidió a los medios de comunicación que vayan a constatar lo que realmente está sucediendo en Tamaulipas para dar a conocerlo.