La retorcida y verdadera historia de La Bella y la Bestia

Publicado en Perspectiva el domingo 2, abril, 2017

Por Gabriela Mosqueda

 

Casi todos los cuentos de hadas han cambiado mucho a lo largo del tiempo, debido a la migración de la tradición oral a la página escrita y después ser transformados en dibujos animados. En este camino, muchas veces pierden gran parte de su oscura esencia, y éste es justo el caso de una mujer cautivada por un monstruo que la aterroriza: la Bella y la Bestia.

En la historia original, Bella es la más joven de seis hermanos, tres hombres y tres mujeres. Su padre no es un inventor sino un rico mercader al que el destino le lleva a perder toda su fortuna, por lo que él y su familia se ven forzados a mudarse al campo donde las dos hermanas mayores de Bella se quejan largamente por su extinta vida de lujos. Además odian a Bella —quien es mucho más bonita que ellas— por no compartir sus resentimientos y aceptar su nueva vida campestre.

 

 

Es entonces que el padre de Bella recibe noticias de un barco mercante suyo, que llegará a puerto, y ve en él la oportunidad de recuperar parte de su fortuna. Sin embargo, la embarcación es requisada por los recolectores de impuestos para pagar sus deudas y él emprende el regreso a casa con las manos vacías.

En el camino pierde el rumbo y termina en un castillo donde se le provee de comida y cama. A la mañana siguiente se encuentra con el desayuno servido y cree que es obra de un hada buena, así que sale del castillo feliz y toma una rosa del jardín para Bella, y es entonces que la Bestia aparece, señalando que se ha abusado de su hospitalidad y que ahora debe permanecer como prisionero.

El resto de la historia sucede más o menos igual que en la versión Disney: Bella toma el lugar de su padre como prisionera y vive en el castillo con la Bestia, y aunque pasa el día entero sola, explorando la grandiosa biblioteca, debe cenar con la Bestia quien cada noche le propone matrimonio y es rechazado.

Bella se siente mal por ser tratada tan bien y vivir la vida de elegancia que sus hermanas envidiarían. Eso la lleva a cambiar sus sentimientos hacia la Bestia y considerar que, aunque sea horrible -víctima de una maldición que lo hacía imbécil y feo- puede llegar a enamorarse de él.
Eventualmente, la Bestia recupera su forma humana y entonces viven felices para siempre.
Diferente de la versión de Disney, ¿verdad?
[Vía Farenheit]