Stephen Hawking encontró una posible solución a la paradoja de los agujeros negros

Publicado en Tecnología el viernes 3, marzo, 2017

Los agujeros negros son uno de los mayores misterios del mundo científico. Se trata de una región del espacio-tiempo que tiene un efecto gravitacional tan fuerte que nada, ni partículas ni radiaciones electromagnéticas como la luz, puede escapar de él. En ellos, la gravedad es tan fuerte porque la materia fue comprimida a un pequeño espacio.

Como no hay luz que pueda escapar de lo agujeros negros, es imposible verlos, son totalmente invisibles. Sin embargo, es posible encontrarlos utilizando ciertas herramientas, como por ejemplo telescopios. Con ellos se puede observar cómo las estrellas que se encuentran alrededor o cerca de los agujeros negros actúan de un modo diferente.

En el artículo «¿Qué son los agujeros negros?» te explicamos todo con mayor detalle. A modo de resumen, existen distintos tipo de agujeros negros. En particular, los agujeros negros estelares son formados cuando el centro de una gran estrella colapsa, causando un supernova (aquí te explicamos lo que es). Mientras que los agujeros negros supermasivos pueden haberse formado cuando la galaxia se formó.

 

La paradoja de los agujeros negros

Agujero negro

En la década de los 70Stephen Hawking y Jacob Bekenstein propusieron argumentos teóricos de que los agujeros negros podrían destruir la información de la materia que entra en ellos. Esto es incompatible con las leyes estándares de la física cuántica, que describen que la información de la materia no puede ser destruida nunca.

Siguiendo la teoría general de la relatividad de Einstein, los agujeros negros estarían determinados por tres parámetros observables: su masa, su carga y su momento angular.

Además, el teorema de la carencia de pelo postula que todos los agujeros negros pueden ser completamente caracterizados con estos tres parámetros mencionados. Pero el resto de la información sobre la materia que forma un agujero negro o que cae dentro de él, desaparece y es para siempre inaccesible.

El físico John Wheeler describió esta teoría diciendo que «los agujeros negros no tienen pelo», metafóricamente refiriéndose a que no tienen partículas complicadas. Esta controversia de la teoría de los agujeros negros con la física cuántica se conoce como «la paradoja de los agujeros negros». Y por ello es que la teoría de Hawking sobre los agujeros negros fue muy cuestionada.

En un artículo publicado en The New York Times, Dennis Overbye explicó que:

«El universo, es como una supercomputadora, se supone que es capaz de monitorear […]. Estas cosas pueden ser destruídas, pero su información (cada atributo físico esencial) debería vivir para siempre».

Resolver esta paradoja es muy importante, ya que si bien puede parecer un asunto ajeno a muchos de nosotros, de hecho si la física cuántica no aplica a los agujeros negros, todo lo que creíamos saber sobre nuestro mundo físico podría ser cuestionado.

Pero que no cunda el pánico, Hawking encontró una posible solución a la paradoja.

 

La posible solución a la paradoja

Agujero negro

Hawking, junto a los profesores Malcom Perry de la Universidad de Cambridge y Adrew Strombergos de la Universidad de Harvar, postuló que los agujeros negros podrían tener un halo de «pelo» que los rodea, que es capaz de almacenar la información. Estos halos son conocidos como horizontes de eventos.

Hawking explica que:

«[…] los agujeros negros no son tan negros como se los pintó. No son la eterna prisión que una vez creímos que eran. Las cosas pueden salir de un agujero negro tanto hacia el exterior como hacia otro universo».

Esta teoría enuncia que cuando una materia es aspirada hacia el agujero negro, su información no se pierde para siempre, en realidad sus propiedades físicas son retenidas en el horizonte del agujero negro. En este horizonte se crea una marca holográfica bidimensional de todo lo que es aspirado por el agujero.

Aún queda mucho por descubrir, tal como el físico Gary Horowitz, de la Universidad de California, explica:

«El halo de «pelo» que introducen no es suficiente para capturar toda la información de lo que cae en el agujero negro».

Sin embargo, el descubrimiento de esta teoría significa un gran avance hacia encontrar la real solución para la paradoja. Además, de lograr probar la existencia de estos «pelos», el afamado físico sería sin duda merecedor de un premio Nobel.

Hawking, que nunca perdió su sentido del humor, agregó que:

«Si te sientes atrapado en un agujero negro, no te rindas. Hay una salida».

¿Qué opinas de este descubrimiento? ¿Crees que Hawking eventualmente ganará un premio Nobel? ¿Tienes una teoría al respecto? ¡Cuéntanos tus teorías, quizás seas más un genio de la física de lo que crees!